log in

Noticias

“La España Vacía es, precisamente, la que sufre el expolio de agua”, los Municipios Ribereños claman contra el líder de VOX por su discurso en defensa del Trasvase

Rate this item
(0 votes)

Santiago Abascal habla de despoblación mientras defiende que una comunidad con una densidad de población de 132,04 hab./km2, muy por encima de la media española en torno a los 94 hab./km2, crezca a costa de una comarca con 6,3 hab./km2. Además, afirma que la agricultura de regadío es eficiente contra la desertificación y la sequía en contra del criterio científico. “Pone por delante sus intereses políticos al patrimonio de todos los españoles, el río Tajo”, denuncian.

“Los 22 municipios que constituyen AMREEB tienen una densidad de población de 6,3 hab/km2, sensiblemente inferior a la media de la provincia de Cuenca (11,8 hab/km2) y de Guadalajara (21,0hab/km2) y muy por debajo de la media española de 92,0 hab/Km2” (Estudio de los impactos socioeconómicos del Trasvase Tajo-Segura sobre los Municipios Ribereños de los embalses de cabecera de Entrepeñas Y Buendía, Grupo de investigación del Tajo, 2018).
Por contra, Murcia supera con creces la media de densidad española. Es normal, tiene costa: la España vacía es, precisamente, la vieja Castilla que languidece desde hace décadas, más bien siglos. Sin embargo, desde hace más de cuarenta años, es el Levante quien crece a costa de los escasos recursos con los que cuenta La Alcarria. “Quien tanto presume de españolía hiere de muerte al Tajo, patrimonio de todos los españoles, por cuyo cauce fluye la historia de nuestro país”, denuncia la presidenta de los Ribereños, María de los Ángeles Sierra.

El Trasvase ha sido mortal para la España Vacía que representan los ribereños, como se muestra en el trabajo de la UCLM citado anteriormente, que puede descargarse en la web de la asociación (www.riberenos.es). Desde que se puso en marcha la tubería, se han eliminado un treinta por ciento de los negocios de la zona, con la consiguiente despoblación.

No contento con esa aberración, Santiago Abascal defiende un modelo de crecimiento propio del siglo XIX, basado en la agricultura de regadío y las grandes obras hidráulicas, que ya consume el 80 por ciento del agua total que se utiliza en España. El agua es un recurso limitado y muy valioso, cada vez más escaso, que no se puede dilapidar como si no fuera a agotarse. Desde Europa, la Directiva Marco del Agua insta a respetar los ríos, no a canalizarlos y secarlos en beneficio privado de grandes corporaciones.

“Hay cosas muy básicas, como que el agua de los ríos no se pierde en el mar o que la agricultura intensiva de carácter industrial que se practica en el Levante no es positiva para el Medio Ambiente, ni eficaz contra el cambio climático”, explica Borja Castro, vicepresidente de la Asociación. “Por mucho que repitan una mentira con intereses económicos privados, no se hace verdad mágicamente; sólo hace falta ver el ecocidio del Mar Menor para calibrar el cuidado por el Medio Ambiente que se tiene en la Región”.

Para Castro, “queda claro que Santiago Abascal sólo defiende su caladero de votos en la Región de Murcia, es evidente que los municipios ribereños no le importamos y que cada voto en Guadalajara y Cuenca a ese partido es un voto perdido para los intereses de la provincia; si gobernase, jamás defendería los intereses de nuestros pueblos”.

La agricultura industrial practicada por grandes corporaciones solo beneficia a una escasa élite, generando empleo precario que roza la esclavitud, como demuestran las inspecciones de trabajo y como ha puesto de manifiesto recientemente el Covid; además, perjudica gravemente al Medio Ambiente, roturando monte y vertiendo nitratos al Mar Menor y magnifica los efectos de las DANAs, provocando inundaciones por la erosión e impermeabilización del suelo.