log in

Noticias

“Si la voluntad del Gobierno era defender el Medio Ambiente, Teresa y Rivera y el equipo de la Dirección General del Agua deben dimitir o ser cesados”, los ribereños claman por un nuevo trasvase máximo mientras las inundaciones se suceden en la Regió

Rate this item
(0 votes)

La semana que viene reabre el Trasvase con un caudal de treinta metros cúbicos por segundo, ochenta hectómetros cúbicos al mes, “una auténtica barbaridad”. El consumo de una ciudad como Guadalajara es de alrededor de siete hectómetros cúbicos al año. La agricultura industrial de regadío está absolutamente fuera de control, el Tajo no aguanta más, las inundaciones por culpa de las roturaciones se suceden en la Región de Murcia y el Mar Menor explotó hace un año y medio. Es el momento de que Pedro Sánchez tome una determinación y comience de verdad un proceso de Transición Ecológica. Los Ribereños se preparan para salir a la calle, hartos y desesperados por tanta injusticia
“La situación está fuera de control, si el compromiso del Gobierno es real, Pedro Sánchez debe tomar una determinación porque el trabajo de este Ministerio actualmente se encamina a la defensa a ultranza del Trasvase”, los ribereños se muestran tajantes. “Es, seguramente, el peor Ministerio, el más trasvasista, con el que hemos tratado”.

Con la apertura de nuevo del canal, que sucederá en los próximos días con la finalización de las obras de La Bujeda, serán cerca de 140 hectómetros cúbicos los que salgan a toda velocidad hacia la Región de Murcia. La perspectiva acerca a los 200 hm3 los que pueden salir antes del verano, una auténtica hecatombe para los embalses mientras los desembalses al Tajo se producen por debajo del nivel esperado.

“Incumplen sistemáticamente todo, la directiva Marco del Agua, la propia ley del Trasvase que indica que el agua debe almacenarse preferiblemente en la cabecera mientras no haya necesidad de Trasvase” explica el vicepresidente de la Asociación de Municipios Ribereños, Borja Castro en referencia a que actualmente hay 120 hm3 en el sistema trasvase que no se han usado en los meses que la tubería ha permanecido cerrada. “Les llega el agua al cuello y piden más”, clama la presidenta, María de los Ángeles Sierra.

“La desvergüenza es total, el Ministerio no hace nada y la Confederación Hidrográfica del Tajo en vez de defender los intereses del río, responde a intereses políticos y apuesta por el Trasvase”, apuntan los ribereños. “La angustia es tal que, a pesar de la situación actual, no nos quedará más remedio que salir a la calle a luchar por nuestros derechos como cuenca cedente”, anuncian.