log in

Noticias

Trasvase máximo en junio y encaminados a un récord de agua del Tajo embalsada en la cuenca del Segura contra el criterio de la ley

Rate this item
(0 votes)

Entrepeñas y Buendía caen en picado, está prevista la entrada en nivel 3 de excepcionalidad hidrológica en aproximadamente un mes, pero no se espera la entrada en vigor de las nuevas normas hasta el siguiente año hidrológico. La vida sigue igual a este lado de la tubería, a pesar de las múltiples protestas de los regantes, que acumulan agua del Tajo sin usarla en contra del criterio que marca la ley.

A tenor de las airadas protestas delos regantes levantinos, cualquiera diría lo contrario, pero el canal del Trasvase sigue al máximo caudal mientras el río Tajo languidece ante la burocracia ministerial. El río Tajo lleva la fama, el Trasvase el agua.

A tenor de las cifras de agua del Tajo embalsada en la cuenca del Segura, nadie podría decir tampoco que allí la necesitan. El Sistema Trasvase acumula 200 hm3, de los cuales 100 son directamente del Tajo. Una cifra que podría duplicarse hacia final de año, marcando un récord histórico que a nadie debiera extrañarle tras el año de lluvias vivido en la Región de Murcia.

“Exigen el agua cuando no la necesitan, incumpliendo la ley que obliga a almacenarla en la cuenca cedente, pero les da igual y a la Confederación Hidrográfica del Tajo también”, lamenta la presidenta de la Asociación de Municipios Ribereños, María de los Ángeles Sierra.

Igual de crítico se muestra su vicepresidente, Borja Castro, que recientemente aparecía en Informe Semanal, reclamando justicia para los Ribereños. “Sólo cumplen la ley cuando les interesa, que es para exigir trasvases máximos, pero cuando defiende a la cuenca cedente son Piratas del Mar Menor”.

Desde la Asociación de Municipios Ribereños agradecen el cambio de postura del Ministerio y la Secretaría de Estado de Medio Ambiente, pero piden mayor celeridad para la Transición Ecológica. “El tiempo se agota, el Tajo se muere y el temor a una industria que grita más de lo que realmente genera pesa todavía demasiado en la toma de decisiones; no necesitan el agua, la acumulan mientras vacían nuestros embalses, nos han robado otro verano más para nada”.