log in

Noticias

“Salvad el Tajo, salvad el Mar Menor”, los Ribereños señalan de nuevo el origen del problema tras un nuevo episodio de mortalidad de peces que ha afectado a la albufera murciana en plena temporada de turismo

Rate this item
(0 votes)

La Asociación de Municipios Ribereños lamenta que, dos años después del Ecocidio del 12 de octubre de 2019, la agroindustria siga contaminando impunemente con el beneplácito del Gobierno de la Región de Murcia. Considera que el desencadenante del deterioro medioambiental es el Trasvase, que ha propiciado desde hace más de cuarenta años la roturación de miles de hectáreas de regadío, todas ilegales aunque algunas legalizadas a posteriori.

Vecinos y asociaciones venían denunciándolo desde hace tiempo, algunas cuentas de Twitter como @MarMenorKO_ desde junio: la progresiva eutrofización del agua, la vuelta de la temida sopa verde que ya provocó varias crisis que llevaron al Mar Menor al colapso en los últimos años. Las consecuencias no se han hecho esperar, desde el pasado domingo y especialmente ayer lunes han comenzado a aparecer miles de peces muertos de distintos tamaños en las orillas de la zona sur.

Desde el Gobierno de la Región de Murcia han tratado de salvar la imagen ordenando la limpieza intensiva de cadáveres a contrarreloj, pero no han podido evitar que los propios vecinos tomaran fotos y vídeos de la nueva tragedia ecológica. La versión oficial indica que no es un episodio de anoxia, pero las dudas incendian las redes y el Partido Popular de la Región de Murcia vuelve a lanzar pelotas fuera, sin atender a que la mayoría de las competencias son suyas y no del Gobierno de España.

“Más de un cuarto de siglo gobernando en la Región y ocultando bajo la alfombra del Mar Menor toda la porquería que sale a flote una y otra vez, ahogando a su fauna”, claman desde la Asociación de Municipios Ribereños de los Embalses de Entrepeñas y Buendía. “Desde el Ecocidio de 2019 lo único que han sabido hacer es pedir más agua para seguir alimentando la agroindustria; esta vez les ha estallado en plena temporada turística, con las cámaras de la Vuelta a España a punto de llegar a La Manga”.

Desde los Ribereños no se explican cómo todas estas atrocidades siguen esquivando el foco de los grandes medios. “Se sabe qué provoca estos episodios, incluso se sabe qué empresas son las principales responsables con sus vertidos; pero se evita llevarlo a la opinión pública y explicar el grandísimo coste marginal social que nos provoca la agroindustria: ¿cuánto dinero nos cuesta a los españoles el insostenible regadío murciano?, ¿cuánto cuesta el Tajo, qué valor tiene el Mar Menor que es patrimonio de todos los españoles?”.

“La única forma de salvar al Mar Menor es cortando de raíz el problema: ¡No al Trasvase Tajo-Segura!”, concluyen.